Entrar

Royal College of Physicians royal college Full view

Royal College of Physicians

El Real Colegio de Médicos es una organización de 29.000 médicos del Reino Unido enfocado a la búsqueda de mejoras en la asistencia sanitaria y la salud de la población.  Así se presenta el RCP:

“Establecido en 1518, el PCR sigue siendo central en la conformación de los mejores servicios médicos, elevando los estándares clínicos a través de directrices, auditorías e informes, capacitación y apoyo a los médicos en todas las etapas de sus carreras, estableciendo planes de estudios y la realización de evaluaciones, y asesorando al público y al gobierno sobre temas de salud”.

Queremos destacar dos secciones: la primera la de seguridad clínica con abundante material a disposición pública:

http://www.rcplondon.ac.uk/what-we-do/patient-safety

En segundo lugar el lector interesado encontrará abundante bibliografía sobre la mas amplia variedad de temáticas médicas en sus “workings parties”. Para muestra el relativo a la valoración del dolor en el anciano, siempre con un resumen “conciso” para lectores con prisa:

Sede del Royal college

http://www.rcplondon.ac.uk/sites/default/files/documents/pain_concise_laminate_web.pdf

Quisiéramos destacar el último de los trabajso de estas comisiones ad hoc, en concreto la relativa a pacientes con trastorno de la conciencia prolongado. El pasado mes de diciembre el Royal College of Physicians publicó una guía sobre esta cuestión, fruto del trabajo de un grupo multidisciplinario integrado por médicos y juristas y que contó con aportaciones de familiares de pacientes. La guía, que representa algo más que una mera actualización de una edición previa de 2003, introduce algunos elementos relevantes, como la creación de un registro de pacientes en esta situación clínica en Inglaterra y Gales, ya que actualmente se desconoce el número exacto de afectados y no se puede seguir con certeza la evolución de estos cuadros.

Asimismo, recomienda que se designe al menos un equipo especializado para la valoración de estos pacientes. El diagnóstico debería realizarse contando con herramientas estructuradas y la valoración debería realizarse de manera seriada para detectar signos de cambio.

La toma de decisiones, según esta guía, no corresponde a los familiares. En los casos (una minoría) en los que existan, primará lo dispuesto en las instrucciones previas otorgadas por el paciente. También cuando exista, la decisión corresponderá al representante designado por el paciente o por un tribunal. En el grueso de los casos, en que no existen instrucciones previas o representante legal, la decisión sobre el tratamiento deberán tomarla los clínicos tratantes, tomando como referencia los “mejores intereses” del paciente y sus preferencias si existe alguna referencia al respecto. Para el caso de que los médicos consideren que permanecer con vida no sirve ya a esos “mejores intereses”, la guía establece un procedimiento operativo para presentar una solicitud de retirada de alimentación e hidratación asistidas, que deberá ser autorizada por un tribunal.

http://www.rcplondon.ac.uk/resources/prolonged-disorders-consciousness-national-clinical-guidelines

Royal College of Physicians